logotype
La enfermedad y los animales PDF Imprimir E-mail
Bienestar - El Hoarding o Sindrome de Diogenes
Escrito por F. Altarriba   

El Síndrome de Diógenes no es simplemente la acumulación de objetos, sino el almacenamiento exagerado dentro y fuera de la casa, ocupando todo el espacio posible del suelo al techo: es una enfermedad, y quienes la padecen, necesitan asistencia médica.

Quienes lo padecen tienen su vivienda atiborrada de cosas: periódicos, revistas, envases vacios, ropa usada, papel, basura, comida, y a veces animales.

Emocionalmente están ligados a todas y cada una de sus posesiones, y son incapaces de distinguir lo de valor de la pura basura. Les hace sentir bien tener todo eso, y no importan las consecuencias para la salud o la seguridad.

De vez en cuando oimos hablar de "la mujer de los perros" que va por la calle salvando animales que nadie vuelve a ver. Cerramos los ojos pensando qué daño puede hacer, incluso podemos hablar de ella como una buena persona. Pero si es una acumuladora de animales no sólo puede hacer daño, también puede matar, lisiar y causar una tortura inenarrable a muchas generaciones de animales. Y la acumulación enfermiza de animales es más habitual de lo que la gente cree.

Los ingleses utilizan el término "hoard" (hacer acopio) para definir este tipo de patologías, que nosotros denominamos "Síndrome de Diógenes", que suele aparecer en las noticias cuando se desaloja a alguien de una casa llena de basura. Esta variable con animales es lamentablemente muy conocida entre quienes estamos en el mundo de la protección animal. Cada año, en España, se producen al menos dos intervenciones en un caso de "hoarding", en rescates que muchas veces precisan la intervención de varias protectoras además de la policía.

A finales de 1999, se arrestó en Los Ángeles a una mujer y se presentaron cargos contra ella por maltrato: en su casa tenía 600 animales. Cuando entró la protectora, algunos ya estaban muertos, otros estaban agonizando y hubo que eutanasiarlos.

www w.pet-abuse.com (no corresponde al caso de Los Ángeles). En la esquina inferior derecha se ve uno de los perros

La mujer insistía en que estaban bien atendidos y que su casa era limpia, a pesar de las evidencias. Se negó rotundamente a que la Protectora se hiciera cargo de ellos. ¿Por qué? Porque según ella iban a matarlos a todos.

Por definición, estamos hablando de situaciones en las que los animales se ven privados de los mínimos de atención. Las consecuencias varían en cada caso dependiendo de hasta dónde se hayan deteriorado cuando se decubre. A veces, sobre todo en la primera etapa, los signos de sufrimiento son poco visibles, como una cierta delgadez, un pelo no muy brillante o algunos parásitos, pero aunque físicamente el animal esté o no enfermo, sí es cierto que a nivel psicológico este encierro en estas casas es para él un verdadero tormento.

Según se deterioran las condiciones de la vivienda y aumenta el número de animales (porque se recogen más o porque van criando allí dentro) las heces y la orina acumuladas van provocando unos niveles de amoniaco peligrosos.

The Humane Society of the United States

El final de este drama es que los animales mueren por falta de comida y agua, por enfermedades o por heridas no tratadas. No es raro que sus cadáveres queden allí tirados, mezclados con los vivos y con la basura.

El hoarder con animales tipo

  • Mayoritariamente, mujer mayor que vive sola.
  • No suele tener ayuda ni de familia ni de amigos.
  • Suele ser una persona con alguna incapacidad, jubilada o en paro.
  • Se niega absolutamente a recibir ayuda para atender a los animales (esterilizar, comida, medicinas), y en cambio difunde acusaciones de intento de robo y acoso.
  • Se considera un trastorno obsesivo-compulsivo. Es un enfermo mental.
  • Vive en un estado de negación. No ve la destrucción que provoca.
  • No se trata del número de animales que tenga, sino de las condiciones en las que los obliga a vivir.
  • Pone en peligro la salud de la comunidad y la suya propia.
  • No da a los animales ni la atención sanitaria mínima.
  • Es reincidente casi en un 100% de los casos.

Su casa

  • Presenta una acumulación de objetos dentro y fuera de ella, muchos de ellos muy combustibles: papel, etc.
  • Puertas y ventanas suelen estar bloqueadas.
  • Carece de suministros: luz, agua corriente, etc.
  • Para desplazarse por dentro hay estrechos "senderos" libres de estorbos.
  • Hay infestación de ratas y/o insectos.
  • Hay proliferación de heces y orina humana y animal.
  • Su casa está en tales condiciones de suciedad que en general debe derribarse.

Peligros

  • Alto riesgo de incendio por la acumulación de productos inflamables.
  • Alto riesgo de daños estructurales por el peso y volumen de lo que acumulan.
  • Alto riesgo de infecciones, infestaciones y enfermedades, por la basura y desechos orgánicos en putrefacción.

Qué hacer

Si crees que has detectado un caso de Síndrome de Diógenes con animales:

  • No te ofrezcas personalmente a ayudar o a limpiar o llevar comida. Recuerda que la persona, si en efecto es el caso, ESTÁ ENFERMA Y NECESITA ATENCIÓN MÉDICA.
  • Avisa a la protectora local para que lo verifique
  • De acuerdo con la protectora, avisa al SEPRONA (Guardia Civil). Marca el 062 y pide que te pasen con el SEPRONA de tu zona.